Artroscopia de rodilla

1artroscopiaderodilla

Artroscopía de rodilla

La  artroscopía permite diagnosticar y tratar numerosas patologías de la rodilla. Esto abarca la traumatología

del deporte, lesiones de los meniscos tanto por deporte como por envejecimiento, reconstrucción de los ligamento cruzados y lesiones de cartílago. Ciertas patologías inflamatorias o infecciosas pueden también ser tratadas por artroscopía.

Hoy, gracias a esta cirugía mínimamente invasiva asistida por fibra óptica y vídeo), el acto quirúrgico permite un diagnóstico más acertado, un tratamiento menos doloroso y una rehabilitación más temprana que lleva por lo tanto a una mejor recuperación en forma global.

La artroscopía utiliza un instrumento óptico de 3 o 4 mm de diámetro llamado artroscopio que es introducido en una articulación a través de la piel por una incisión muy pequeña (menos de un centímetro).

Esta fibra óptica es conectada a un sistema vídeo que le permite al cirujano explorar la totalidad de una articulación visualizando sobre una pantalla de parecida a un televisor.

Los instrumentos necesarios también para el procedimiento, se introducen en la articulación por otro mini orificio.

El cirujano puede pues a la vez realizar un acto diagnóstico explorando la cavidad articular y realizar un acto terapéutico gracias a la mini instrumentación apropiada.

 2fragmentosueltoenrodilla  3extracciondefragmento
 Fragmento suelto en rodilla Extracción de fragmento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*